Blog

Mejoras en la emisión de badges de Ciudad Escuela

Aprovechando el lanzamiento de Ciudad Huerto hemos hecho algunas mejoras en Ciudad Escuela:

Sistema multiemisor

Ahora cualquiera puede ser emisor de badges usando Ciudad Escuela. Por ahora hay tres emisores: 15muebles, Ciudad Huerto y n’Undo. Esperamos que la lista vaya creciendo.

Los sistemas de notificación de solicitud y de emisión de badges se han actualizado para que cualquier emisor pueda revisar y conceder badges fácilmente.

Sistema de mensajería para comunicarse con los emisores

Ahora que 15muebles no es el único emisor de Ciudad Escuela, las personas interesadas en los badges tienen que tener línea directa con el emisor correspondiente. Para ello hemos desarrollado un sistema para hacer llegar mensajes a los emisores desde la página de su perfil en Ciudad Escuela. Si el emisor lo considera oportuno, la comunicación podrá establecerse, tras el primer mensaje por correo electrónico.

Sistema de versiones para badges

Los badges evolucionan como el código que son, puede incorporar nuevo material, ampliar su contexto. En cualquier caso hay que guardar un control de las versiones para que las personas que obtuvieron el badge antes de su actualización, sigan pudiendo acceder al contenido exacto de ese momento.

El sistema de versiones permite también que las personas actualicen su badge: revisen lo que ha cambiado, valoren si les interesa y soliciten la nueva versión.

En ningún caso una versión de un badge resta validez a las anteriores.

Con la incorporación del itinerario Ciudad Huerto hemos actualizado dos badges de los existentes:

Glosario borroso sobre ciudad

Ciudad (última modif. ) Por Adolfo Estalella

[Publicado originalmente por Alberto Corsín Jiménez en Prototyping]
Parece que hemos entrado en un ciclo de toma de posición (cuando no de toma de posesión) respecto del cual hay que manifestar lo que pensamos sobre esto y lo otro, con voz única y unilateral, en todos los órdenes de la vida: sobre cultura y sobre ciudad, sobre soberanía y autonomía, sobre hegemonía y razón popular, sobre lo instituido y lo instituyente, en fin, sobre tantas cosas que a uno, francamente, le cuesta hilar fino y no verlo todo borroso.

Por eso he considerado que a lo mejor ha llegado el momento para, no tanto tomar, como abrir una posición, una posición borrosa. Por ejemplo, esbozar un glosario borroso sobre ciudad. Un glosario borroso con el que pellizcarme cada vez que alguno intenta embelesarme con su toma de posesión. ¿Por qué sobre ciudad? Porque sigue siendo, muy a mi pesar y por mucho que lo intento, cosa sobre la que se me mezclan y emborronan muchas cosas y muchas voces.

El glosario recorre algunas de esas voces que hoy oímos sobre ciudad. Unas se oyen más que otras, y desde luego no están todas. Son voces, también, que reverberan, que se superponen y confunde unas con otras. Conviene, sin embargo, tenerlas todas presentes.

1. La ciudad es algo que nos pasa, es decir, algo que nos atraviesa, que nos sobrevuela, una corriente que nos lleva. Somos sujetos pasivos de ella: proceso histórico, macroeconomía, geopolítica del miedo.

Así, nos dicen, la ciudad es un lugar que ocupamos de camino a otro sitio: al progreso, a la modernidad, al desarrollo; también al abismo, a la violencia, a la desesperación y la desesperanza.

¿Cómo nos lleva la ciudad a esos sitios? Generalmente en un tobogán evolucionista, por el que han pasado desde la lucha de clases a la destrucción creativa, así como las más diversas dialécticas higienistas, pedagógicas e iluminadas. Hoy nos hablan de acumulación por desposesión o de aceleramiento antropocénico. Los más felices – históricamente también, los más peligrosos – nos hablan de ciudades marcas y ciudades creativas.

Continuar leyendo

Ciudad Huerto: el reverdecimiento de los aprendizajes urbanos

Ciudad Huerto (última modif. ) Por Adolfo Estalella

Ciudad Huerto

La ciudad se nos escapa al intentar describirla, desborda los relatos donde tratamos de atraparla y huye de nuestros intentos por categorizarla. Nuestras descripciones son siempre demasiado limitadas; y a pesar de todo, en algunas ocasiones, la ciudad existente o posible queda sintetizada a través de imágenes sencillas o figuras parciales. La activista y pensadora urbana Jane Jacobs hizo de una tecnología tan mundana como la acera el lugar desde el cual pensar la ciudad y elevar uno de los alegatos más vibrantes sobre la sociabilidad urbana. El jardín sirvió también de inspiración para pensar en un modelo de ciudad a finales del siglo XIX que pretendía una regeneración completa del diseño urbano. Ahora, a principios del nuevo siglo, los huertos urbanos mueven la imaginación de quienes rediseñan la ciudad desde los espacios de aprendizaje.

Ebenezer Howard propuso a finales del XIX un modelo de Ciudad Jardín que tendría una influencia duradera en el urbanismo británico durante el siglo siguiente. A través de un diseño urbano que mantenía un equilibrio virtuoso entre lo rural y lo urbano, la Ciudad Jardín pretendía solventar las penosas condiciones de hacinamiento y falta de higiene de la clase trabajadora en las ciudades industriales del siglo XIX. A diferencia de nuestras ciudades actuales, las industrias del XIX se encontraban a menudo en el interior de las ciudades: humos, residuos, basuras… Movida por un impulso utópico, la propuesta de Howard constituía el diseño integral de una nueva ciudad en la cual las plantas industriales se encontraban a las afueras del ámbito urbano. El plan de Ciudad Jardín se convertiría en un movimiento que ejercería una influencia permanente en el urbanismo británico durante todo el siglo XX.

Un siglo después pasamos de la Ciudad Jardín a la Ciudad Huerto en un esfuerzo por reinventar la ciudad que habitamos. Ciudad Huerto es un proyecto de aprendizaje de ciudad: una forma de aprender a construir ciudad mediante el cuidado de un huerto, una manera de cuidar la ciudad mediante la construcción de huertos; en síntesis, una pedagogía huertana. El proyecto propone un itinerario de aprendizaje compuesto por una serie de seminarios y talleres que se desarrollarán a lo largo de 2015 y 2016 ofrecen los conocimientos básicos para hacer reverdecer un solar vacío o sembrar un descampado yermo.

Continuar leyendo

Badge: Resta y renuncia.

Badges, (última modif. ) Por n'UNDO

Badge Resta y Renuncia

Urgen nuevos esquemas de aprendizaje comprometidos con la realidad; algo tan necesario como evidente ante la crisis estructural que afecta a las disciplinas de la arquitectura y el urbanismo. En el ámbito docente celebramos la aparición de otros contextos de experimentación en los que n’UNDO incorpora su forma de hacer; siguiendo esa línea nos incorporamos a la iniciativa de Ciudad Escuela con nuestra filosofía fundada en la resta y la renuncia como ejercicio arquitectónico y urbanístico. Ciudad Escuela es una infraestructura de aprendizaje abierta que busca desplegar las condiciones que nos permitan experimentar y aprender nuevas formas de habitar la ciudad e intervenir en ella. Tomando inspiración del software libre el proyecto propone un ensayo de lo pedagogía urbana de código abierto, un esfuerzo por liberar las capacidades pedagógicas de nuestras ciudades. Organizada en itinerarios compuestos por módulos de aprendizaje, Ciudad Escuela utiliza la tecnología Open Badges creada por la Fundación Mozilla, una infraestructura digital para la certificación de aprendizajes.

n’UNDO se incorpora al proyecto con el badge Resta y renuncia, Maneras de (des)hacer ciudad y territorio, un aprendizaje sobre diferentes modos de operar en arquitectura; donde, como en otros muchos procesos, tanto creativos, tecnológicos o naturales, la mejora y la optimización se producen mediante la resta, la limpieza, la esencialidad, el silencio. El badge y módulo de aprendizaje que proponemos se enmarca en el itinerario: Urbanismo en Beta, una propuesta de aprendizaje para construir una mejor ciudad y territorio. Nuestra intención es promover los aprendizajes y generar el conocimiento que contribuya a la mejora de nuestro entorno desde el análisis y la crítica; queremos pretende nutrir y fortalecer la red que dibuja Ciudad Escuela como base flexible y abierta de desarrollo. El badge está abierto a cualquiera que desee utilizarlo e incorporarlo en sus proyectos y actividades, la definición del badge Resta y Renuncia y la información detallada de cómo conseguirlo puede consultarse en la página de Ciudad Escuela: Badge de Resta y Renuncia.

Ciudad Escuela. Un ensayo de pedagogía (urbana) en beta

Badges, Ciudad Escuela, Pedagogía (última modif. ) Por Adolfo Estalella

El presente texto es el borrador de una conferencia pronunciada en el II Congreso Internacional del Maestro Investigador en la Universidad Pontificia Bolivariana, marzo de 2015 (Medellín, Colombia).  El artículo describe Ciudad Escuela como una infraestructura de aprendizaje que despliega las condiciones para experimentar y aprender nuevas formas de habitar la ciudad, me refiero a ello con la noción de pedagogías (urbanas) en beta, con la cual trato de señalar cómo esas formas de aprendizaje pugnan por liberar las capacidades pedagógicas de la ciudad.

Ciudad Escuela. Un ensayo de pedagogía (urbana) en beta (artículo en PDF).
Imagen Principal: Proyecto de El Pati Obert, Lleida (Basurama).

Creatividad urbana

¿Dónde es posible aprender a hacer ciudad?, ¿cuáles son las infraestructuras y conocimientos necesarios?, ¿qué significa, en última instancia, aprender ciudad? En este texto describo un proyecto de intervención urbano llamado Ciudad Escuela, una infraestructura de aprendizaje que despliega las condiciones para experimentar y aprender nuevas formas de habitar la ciudad e intervenir en ella; tomando inspiración del software libre el proyecto propone un ensayo de lo que designamos como pedagogía urbana de código abierto. Ciudad Escuela es, sin embargo, un producto de su tiempo y un efecto de las formas de intervención material en la ciudad que ciudadanos, vecinos y habitantes de la ciudad han desarrollado en Madrid en los últimos años. De un lado a otro del globo proyectos de intervención material en la ciudad traen a la existencia nuevas formas de relacionarnos con la urbe al tiempo que exploran nuevas expresiones para el derecho a la ciudad, modos de intervención material que dotan a la calle de nuevas capacidades y a sus pobladores de nuevas habilidades.

Imagen de la #AcampadaSol Puerta del Sol en mayo de 2011 (Julio Albarrán).

Hay algo antiguo en esa manera de relacionarse con la ciudad, porque ciertamente sus habitantes han intervenido siempre en su diseño, en tiempos de guerra y en tiempos de paz, mediante barricadas insurgentes o a través de huertos pacificados. Pero hay también algo nuevo pues muchos de estos proyectos no pretenden únicamente mejorar las dotaciones del barrio, modificar el equipamiento urbano o resolver los problemas de la casa con apaños. Sin quitarle importancia a esas intervenciones, estos proyectos tratan de reconfigurar las condiciones de nuestra vida en común, un ejercicio tentativo que busca reinventar nuevas formas políticas y componer un mundo distinto. Pero no lo hacen a través de la propuesta sosegada ni la protesta agitada sino mediante un ejercicio de composición material creativa de la ciudad. Si bien es posible pensar en ellos como reinvenciones de la política o reconfiguraciones del urbanismo, mi intención es destacar la condición pedagógica y los aprendizajes que tienen lugar en esas intervenciones urbanas. Para ello me refiero a dos proyectos que dan cuenta de esa manera de intervenir en la ciudad, iniciativas donde los ciudadanos están experimentando con la ciudad mientras aprenden a habitarla en nuevos términos. Las iniciativas que describo toman inspiración de la cultura libre y tratan de emplazar en la ciudad esa idea según la cual el conocimiento debería circular libremente. Mi intención última es introducir la noción de pedagogías (urbanas) en beta, un concepto con el cual describo los ejercicios tentativos y los aprendizajes experimentales que acompañan a esas maneras de hacer ciudad.

Continuar leyendo

Badges digitales: reconocimiento y certificación de aprendizaje para Ciudad Escuela

Badges, Infraestructura digital, (última modif. ) Por Alfonso Sánchez Uzábal

Desde hace unos meses colaboro en el proyecto Ciudad Escuela, un espacio de aprendizaje con la ciudad como escenario pedagógico, un lugar donde organizar e intercambiar lo aprendido en diferentes experiencias auto-organizadas de acción urbana que se desarrollan en Madrid.

La construcción de estos procesos urbanos se fundamenta en un conocimiento colectivo y distribuido que se va transfiriendo entre personas, entre proyectos, y aplicando a diferentes lugares. En cualquier caso escapa a los sistemas tradicionales de reconocimiento y certificación de lo aprendido. Por esta razón en Ciudad Escuela hemos incorporado los badges digitales como sistema de reconocimiento y certificación.

Badges digitales

En apariencia un badge digital no es muy diferente de un badge tradicional, por ejemplo de esas insignias que se usan en los Scouts o de las condecoraciones militares: básicamente reconoce y certifica una destreza o un conocimiento aprendido.

Sin embargo, un badge digital contiene toda la información necesaria para identificarlo y autentificarlo, lo que lo convierte en una unidad independiente de reconocimiento completamente exportable. Ésta es quizás la diferencia principal entre los badges tradicionales y los badges digitales.

Cualquier sistema de badges tradicional adquiere todo su potencia y significado en su contexto; cuanto más lejos de éste, cultural o geográficamente, menos valor tienen los badges, y el reconocimiento que contienen se diluye hasta desaparecer. Así para alguien que nunca ha estado en los Scouts, es muy probable que la insignia Mowgli no tenga ningún significado.

En cambio, un badge digital contiene toda la información necesaria para identificarlo y contextualizarlo: incluye los datos que permiten situarlo, de manera que mantiene intacto su valor, y por tanto el reconocimiento que conlleva, fuera de su contexto.

Continuar leyendo

Ciudad Escuela: la primera pedagogía urbana open-source

Pedagogía, (última modif. ) Por Alberto Corsín

Hace un par de años, en colaboración con diversos colectivos de arquitectura (Basurama, Zuloark, Domenico di Siena y Alfonso Sánchez Uzábal), formamos la plataforma de investigación sobre ciudad, 15Muebles. 15 Muebles se describe a sí misma como plataforma en mobimiento (con b de mueble): un proyecto de reamueblamiento – conceptual, político e infraestructural – de la ciudad contemporánea.

Esta semana 15Muebles ha presentado Ciudad Escuela, la primera pedagogía urbana open-source del mundo: una puerta de entrada y una invitación a formas de descubrir, aprender y hacer ciudad.

¿Qué significa “hacer ciudad” hoy en día? ¿Cómo y quién hace ciudad? Y sobre todo, ¿qué clases de aprendizajes están en juego? Desde los huertos urbanos a los solares auto-gestionados, pasando por iniciativas ciudadanas orientadas a cuidar del patrimonio o a diseñar nuevos sistemas de gobernanza urbana (por ejemplo, desarrollando sensores para medir la calidad del aire en la ciudad), hoy más que nunca la ciudad borbotea con saberes y aprendizajes que escapan las herramientas y recursos tradicionales de la enseñanza.

Ciudad Escuela asume el desafío de hacer visible la emergencia de la ciudad como escenario educativo, como aula abierta. Apoyándose en la tecnología Open Badges de la Fundación Mozilla, pensada para poner en valor los aprendizajes no reglados en la era de Internet, Ciudad Escuela aborda el diseño de una pedagogía urbana abierta.

Continuar leyendo

Una ciudad escuela

Ciudad Escuela, Pedagogía (última modif. ) Por Adolfo Estalella

Publicado originalmente en Diagonal.

Transitamos por ella y la recorremos. Memorizamos sus nombres y localizamos sus lugares. La fotografiamos, la narramos y ocasionalmente la exploramos. Propia o ajena, la ciudad nos convoca cotidianamente a desplegar mil y una prácticas en nuestra relación con ella. ¿Podemos incluir el aprendizaje? ¿Cómo sería aprender la ciudad? Más aún, ¿cómo sería tornar la ciudad en espacio de aprendizaje? Ciudad Escuela pretende responder a esa pregunta a través de una propuesta de pedagogía urbana abierta. Un ejercicio colectivo que participa de esas nuevas sensibilidades urbanas que han emergido en los últimos años en la ciudad de Madrid. Ciudad Escuela despliega una trama de itinerarios de aprendizajes, propuestas conceptuales y ejercicios prácticos de intervención material que se localizan en sitios donde creemos que se están alumbrando nuevas forma de imaginar y practicar lo urbano, una ciudad distinta. Queremos pensar en Ciudad Escuela como una infraestructura pedagógica que hace de la ciudad un objeto de aprendizaje y, simultáneamente, el lugar donde se emplaza una forma de pedagogía abierta.

Continuar leyendo

Ciudad Escuela. An open-source urban pedagogy

Ciudad Escuela, Pedagogía (última modif. ) Por Alberto Corsín

Today we are delighted to launch a project that has long been in the making. We have called the project Ciudad Escuela and have rather ambitiously dubbed it the first open-source urban pedagogy in the world. It is the outcome of a most fruitful and exciting collaboration with Domenico di Siena, Alfonso Sánchez Uzábal, Basurama and Zuloark.

There is no better place to get a sense of what the project is about than roaming about the website itself, but for the sake of English readers I offer here a brief description of the rationale of the project and our hopes for it.

We might translate Ciudad Escuela roughly as ‘The City as School’. It is an attempt at designing an open-source urban pedagogy: What would a city look like if reimagined as a pedagogy sourced (open-sourced) on grassroots and community projects?

Ciudad Escuela is built using Mozilla’s Open Badges technology (http://openbadges.org/). Briefly put, Open Badges have been designed by Mozilla to help people learn skills that might otherwise not easily be ‘verified’ in the age of the Internet. Although Badges can be put to many different uses, they are particularly useful for showcasing pedagogical capacities that escape the disciplinary and normative canons of traditional schooling systems.

Badges are of course ideal for experimenting with in an urban context. From urban community gardens to dérives, from protest camps to Occupy assemblies, from free and open source Wi-Fi networks to recycling communities, urban projects are pregnant with relational capacities through which people learn to turn their cities into more hospitable and sustainable environments.

Continuar leyendo